Martes, 16 de Septiembre de 2014
inicio
Buscar: 
 en este web   en internet   

Eventos Enlaces Contáctanos Sugerencias Favoritos
Infoartritis.com/Consejos y tratamientos/Tratamientos/Artritis reumatoide
  18/05/2004
  Preparar para imprimir Enviar por correo

TRATAMIENTO

El objetivo del tratamiento es disminuir la inflamación, aliviar el dolor y prevenir las deformidades.

 

El reposo, los ejercicios de fisioterapia, las férulas para el descanso de las articulaciones y la dieta adecuada son las bases del tratamiento.

 

Dentro del tratamiento farmacológico, en primer lugar se deben usar antiinflamatorios no esteroides (AINES) como el Ibuprofeno o la Indometacina ( Es este el medicamento más usado, aunque debido a sus efectos secundarios, que originan vértigos y cefaleas, muchos enfermos no lo toleran).

 

El principal problema de los AINES es que con su uso prolongado pueden producir síntomas digestivos como úlcera gastroduodenal. Es por ello que en los pacientes con antecedentes, se debe asociar el AINE con un medicamento protector gástrico.

 

El uso de AINES en ancianos debe hacerse con precaución y bajo seguimiento médico.

 

El papel de los corticoides en el tratamiento de la artritis reumatoide es controvertido, pero en muchos casos la administración de dosis bajas de prednisona o equivalentes es una ayuda inestimable para el paciente, mejorando la movilidad de las articulaciones.

 

En su contra están los efectos adversos, pero con un control médico se pueden minimizar sus riesgos.

 

Cuando los tratamientos y medidas mencionadas no son suficientes, el siguiente paso en el tratamiento médico lo constituyen los llamados tratamientos de fondo . Son fármacos que pretenden modificar el curso de la enfermedad y no actúan directamente sobre el síntoma articular.

 

Su acción es lenta y progresiva y precisan de un seguimiento médico

y control de sus posibles efectos adversos.

Los más utilizados son:

  •  Auranofina: son sales de oro que se absorbe por vía oral.
  •  Cloroquina: es un medicamento que se usa contra la malaria. Al inicio del tratamiento y cada 6 meses, se debe realizar una exploración oftalmológica para detectar alteraciones de la retina o córnea que obligarían a la supresión del tratamiento.
  • Salazopirina: Precisa de control hematológico cada dos meses.
  •  Metotrexato: Su efectividad está demostrada, el tratamiento se inicia con 7,5 mg a la semana en una sola dosis que pueden aumentarse hasta 15 mg.

    Precisa de control hematológico cada dos meses ya que entre sus afectos adversos se encuentran anemia y bajada de defensas (leucopenia)

 

 

TRATAMIENTO MÉDICO

 

La evolución y características de la enfermedad son muy variables de un paciente a otro por lo que el tratamiento no será igual en todos los pacientes. Su médico (reumatológo) le indicará el más apropiado en su caso. Como la mayoría de los fármacos, los que se utilizan en el tratamiento de la AR también tienen efectos secundarios.


TRATAMIENTO SINTOMÁTICO

Al inicio de la enfermedad, es difícil predecir la evolución de cada paciente.

El tratamiento habitual está basado en el uso de antiinflamatorios no esteroides (AINES) para aliviar los síntomas.

Algunos pacientes no precisan más tratamiento, debido a su leve afectación.

En algún momento durante la evolución de la enfermedad, se plantea pasar a la segunda línea de tratamiento con los llamados Inductores de remisión o antirreumáticos de acción lenta (ARAL), pero debido a que son potencialmente tóxicos y no siempre eficaces, su uso debe ser retrasado hasta que la enfermedad no puede ser controlada con AINEs.

 

TRATAMIENTO DE PRIMERA LÍNEA

 

La primera línea del tratamiento de la artritis reumatoide la componen los

antiinflamatorios no esteroides (AINES) como el Ibuprofeno o la Indometacina ( Es este el medicamento más usado, aunque debido a sus efectos secundarios, que originan vértigos y cefaleas, muchos enfermos no lo toleran).

Estos medicamentos se usan para disminuir la inflamación y aliviar el dolor, pero no modifican la evolución de la enfermedad a largo plazo.

El principal problema de los AINES es que con su uso prolongado pueden producir síntomas digestivos como úlcera gastroduodenal. Es por ello que en los pacientes con antecedentes, se debe asociar el AINE con un medicamento protector gástrico.

El uso de AINES en ancianos debe hacerse con precaución y bajo seguimiento médico.

 

El papel de los corticoides en el tratamiento de la artritis reumatoide es controvertido, pero en muchos casos la administración de dosis bajas de prednisona o equivalentes es una ayuda inestimable para el paciente, mejorando la movilidad de las articulaciones.

En su contra están los efectos adversos, pero con un control médico se pueden minimizar sus riesgos.

 

TRATAMIENTO DE SEGUNDA LÍNEA

 

Inductores de remisión o antirreumáticos de acción lenta (ARAL)

 

Cuando los tratamientos y medidas mencionadas no son suficientes, el siguiente paso en el tratamiento médico lo constituyen los llamados tratamientos de fondo .

Son fármacos que pretenden modificar el curso de la enfermedad y no actúan directamente sobre el síntoma articular.

Su acción es lenta y progresiva y precisan de un seguimiento médico

y control de sus posibles efectos adversos.

 

Los más utilizados son:

- Auranofina:

Es una sal de oro con menos efectos adversos que el Auriotiomalato, pero algo menos eficaz.

 

 POSOLOGÍA:

 6mg cada 24 h ó 3mg cada 12h por vía oral

                                Se debe tomar con comida.

 

EFECTOS ADVERSOS:

En un 5% de los pacientes se puede producir una reacción severa.

Entre los efectos secundarios más frecuentes se encuentran: úlceras bucales, reacciones cutáneas, edemas, enfermedades renales (glomerulonefritis) y alteraciones sanguíneas.

Entre los efectos secundarios más raros están: colitis, ictericia, neuropatía periférica o fibrosis pulmonar.

Todos estos efectos pueden aparecer durante el tratamiento o semanas/ meses tras ser suspendido.

 

PRECAUCIONES:

Cada 2- 4 semanas está indicado realizar un análisis de sangre y orina. Cada 3 meses está indicado realizar un análisis sanguíneo completo.

Se debe vigilar la aparición de fiebre, dolor de garganta, cansancio y sangrado de encías.

 

Se deben extremar las precauciones cuando se usa en ancianos y pacientes con insuficiencia renal y/o hepática, así como en pacientes con antecedentes de enfermedades sanguíneas, lupus, síndrome de Sjögren, fibrosis pulmonar o enfermedades graves de la piel

 

También está contraindicado su uso en embarazo y durante la lactancia.

 

INTERACCIONES:
Es desaconsejable tomar Auranofina junto con medicamentos que puedan causar alteraciones sanguíneas como los antiinflamatorios no esteroides o Metamizol

 

PRESENTACIÓN FARMACÉUTICA:

En España lo comercializa el laboratorio Recordati Esp.

Se llama RIDAURA y se presenta en cajas de 30 comprimidos de 3 mg, con un precio de 15,88 E

 

-   Aurotiomalato sódico:

Es una sal de oro con numerosos efectos adversos.

Actualmente no está considerado fármaco de primera elección.

 

POSOLOGÍA:

10 mg seguidos de 25 mg a los 7 días; en adelante 25-50mg semanales hasta respuesta, toxicidad o dosis máxima de 1 g.

Si no existe respuesta clínica, se considera fracaso y se retirará el fármaco.

 

 

EFECTOS ADVERSOS:

En un 5% de los pacientes se puede producir una reacción severa.

Entre los efectos secundarios más frecuentes se encuentran: úlceras bucales, reacciones cutáneas, edemas, enfermedades renales (glomerulonefritis) y alteraciones sanguíneas.

Entre los efectos secundarios más raros están: colitis, ictericia, neuropatía periférica o fibrosis pulmonar.

Todos estos efectos pueden aparecer durante el tratamiento o semanas/ meses tras ser suspendido.

 

PRECAUCIONES:

Cada 1- 3 semanas está indicado realizar un análisis de sangre y orina. Cada 3 meses está indicado realizar un análisis sanguíneo completo.

Se debe vigilar la aparición de fiebre, dolor de garganta, cansancio y sangrado de encías.

 

Se deben extremar las precauciones cuando se usa en ancianos y pacientes con insuficiencia renal y/o hepática, así como en pacientes con antecedentes de enfermedades sanguíneas, lupus, síndrome de Sjögren, fibrosis pulmonar o enfermedades graves de la piel

 

También está contraindicado su uso en embarazo y durante la lactancia.

 

INTERACCIONES:

Es desaconsejable tomar Auranofina junto con medicamentos que puedan causar alteraciones sanguíneas como los antiinflamatorios no esteroides o Metamizol

 

PRESENTACIÓN FARMACÉUTICA:

En España lo comercializa el laboratorio Rubio

Se llama MIOCRIN y se presenta en cajas de 1 ampolla para inyección de 10, 25 ó 50 mg, con un precio que oscila, según la dosis, entre 1,52 y 3,48E

 

-    Cloroquina:

Es un medicamento que se usa para el tratamiento de la malaria pero también muy útil

como antirreumático de acción lenta.

 

POSOLOGÍA:

 250 mg diarios al acostarse.

La respuesta es lenta (4-12 meses), y si se obtiene mejoría, se mantendrá el tratamiento con el 50-75% de la dosis.

 

EFECTOS ADVERSOS:

Náuseas, vómitos, diarrea, cefalea, cambio del estado anímico, psicosis, vértigo, convulsiones, visión borrosa, parálisis muscular, alteraciones oculares, alteraciones sanguíneas, alteraciones de la piel.

 

PRECAUCIONES:

Cada 3 meses está indicado realizar un análisis sanguíneo completo.

Al inicio del tratamiento y cada 6 meses, se debe realizar una exploración oftalmológica para detectar alteraciones de la retina o córnea que obligarían a la supresión del tratamiento.

También está contraindicado su uso durante el embarazo.

En pacientes con insuficiencia renal y/o hepática la dosis se debe ajustar por parte de su médico.

 

INTERACCIONES:

Es desaconsejable tomar Auranofina junto con medicamentos que puedan causar alteraciones hepáticas como las sales de oro.

 

PRESENTACIÓN FARMACÉUTICA:

En España lo comercializa el laboratorio Bayer.

Se llama RESOCHIN y se presenta en cajas de 50 comprimidos de 250 mg, con un precio de 2,44 E

 

- Metotrexato:

Es un medicamento inmunosupresor y que también se usa para el tratamiento de algunos tipos de cánceres.

Actualmente se está usando como de primera elección, a dosis bajas, para el tratamiento de la artritis reumatoide.

 

POSOLOGÍA:

Se suele administrar entre 7,5 y 15 mg semanales.

Generalmente se usa por vía oral, aunque también se puede administrar por vía intramuscular.

Según respuesta y tolerancia al tratamiento, se subirá la dosis hasta llegar si es preciso a 30 mg semanales.

 

EFECTOS ADVERSOS:

Entre los más destacables se encuentran la inflamación de la mucosa del tubo digestivo (mucositis orointestinal) así como la inmunosupresión grave. Estos dos efectos suelen revertir tras 2 semanas sin tratamiento.

Otro efecto relativamente frecuente es la insuficiencia renal.

 

Se pueden catalogar como infrecuentes el fallo hepático y la afectación pulmonar.

 

Son raros las convulsiones, alopecia, erupción cutánea o producción de diabetes.

 

También se han descrito:

Náuseas, vómitos, diarrea, cefalea, cambio del estado anímico, psicosis, vértigo, convulsiones, visión borrosa, parálisis muscular, alteraciones oculares, alteraciones sanguíneas, alteraciones de la piel.

 

PRECAUCIONES:

Cada 15-60 días, se debe realizar analítica sanguínea con hemograma y bioquímica.

 

El uso de Metotrexato está contraindicado en lactancia y embarazadas ya que puede provocar aborto y/o malformaciones fetales.

 

En pacientes con insuficiencia renal y/o hepática se debe ajustar la dosis.

 

INTERACCIONES:

No se debe mezclar el Metotrexato con: Alcohol, antiinflamatorios, penicilinas, aspirina, sulfamidas ni teofilina.

 

PRESENTACIÓN FARMACÉUTICA:

Varios laboratorios ya comercializan Metotrexato genérico, generalmente a dosis de 2,5mg.

El envase con 50 comprimidos cuesta 3,57 E

 

- Sulfasalazina:

Es un medicamento que también se usa para el tratamiento de enfermedades inflamatorias intestinales con base autoinmune.

 

POSOLOGÍA:

Se toma por vía oral a la dosis de 500 mg diarios, incrementando la dosis semanalmente hasta un máximo de 1 gramo cada 6 horas.

 

EFECTOS ADVERSOS:

No es tolerado por el 15% de los paciente.

Puede producir molestias digestivas, erupción cutánea, anemia y otras alteraciones sanguíneas, infertilidad masculina reversible.

Son raros la enfermedad pulmonar, lupus y afectación renal.

 

PRECAUCIONES:

Precisa análisis de sangre cada 6-8 semanas para control hematológico y cada 3 meses para control bioquímico.

 

Algunos pacientes no toleran el medicamento por estar genéticamente predispuestos, si un paciente nota reacciones en su piel o se encuentra mal tras tomar sulfasalazina, debe acudir a su médico para ser estudiado.

 

INTERACCIONES:

Esta contraindicado en pacientes con alergia a aspirina y sulfamidas.

 

PRESENTACIÓN FARMACÉUTICA:

En España está comercializado por el laboratorio Pharmacia Spain con el nombre SALAZOPYRINA, en envases de 10 ó 50 comprimidos de 500 mg.

Su precio oscila entre 2,15 y 4,05E según el envase.

 

Otros antirreumáticos de acción lenta (ARAL)

 

Otros medicamentos usados como terapia de la artritis reumatoide, también como antirreumáticos de acción lenta (ARAL) son:

-          Salazopirina

-          Leflunomida

-          D-penicilamina

-          Ciclosporina

 

 

TRATAMIENTO DE TERCERA LÍNEA

 

En pacientes en los que no son eficaces los ARAL, se plantea el tratamiento con fármacos denominados anti-TNF.

Son fármacos moduladores de la inmunidad, que se usan para el tratamiento del cáncer y su uso es estrictamente hospitalario, ya que tienen numerosos efectos adversos y alguno de ellos muy graves.

 

Entre estos medicamentos se encuentran:

-          Etanercept

-          Infliximab

Se administran mediante inyección subcutánea o intramuscular.

 

 

 

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO

 

La cirugía desempeña un papel importante en los enfermos con articulaciones gravemente lesionadas.

Las técnicas de artroplastias y prótesis articulares se pueden realizar en cualquier articulación, pero su resultado es óptimo en caderas y rodillas.

El objetivo del tratamiento es aliviar el dolor, corregir la deformidad e intentar mejorar la movilidad.

 

La cirugía reconstructora de la mano puede permitir una mejoría estética y cierto beneficio funcional.

 

La sinovectomía abierta o artroscópica puede ser útil en algunos pacientes con monoartritis persistente y molesta, como por ejemplo la afectación de una rodilla.

 

Son numerosas las innovadoras técnicas quirúrgicas que día a día hacen que el pronóstico y la calidad de vida de los pacientes con artritis reumatoide sean cada vez mejores.

 

 


 

 






Estadísticas
Visitas59338
Recomendada3
Impresa521
Confidencialidad Condiciones de uso
Gestor de contenidos
desarrollado por
Powered by
SPC v4.2 ©
[ ]